NORMA 5,525 m
La Dama blanca y negra

F1. Panorámica del Norma y su dos vías de acceso.

La hasta hace un tiempo escasamente frecuentada Cordillera Central es siempre una caja de sorpresas dispuesta a maravillarnos a los montañeros locales y foráneos que la visitamos; mientras más la vamos frecuentando, más sorpresas vamos encontrando en este paraje de agujas de caliza y cimas glaciares.

Digo esto refiriéndome a las imágenes que nos muestran las montañas entre una cara y otra o una vertiente y otra, en este caso hablando específicamente por el nevado Norma, una montaña que hace un par de años la observe desde la cima de los nevados Paccha y luego desde el Vicuñita, apreciando su magnífica y hermosa vertiente sur que descendía desde su cima y culminaba en un amplio y agrietado plato glaciar.

Una pala uniforme de nieve que asemejaba mucho la pared sur del famoso Artesonraju de la Cordillera Blanca (guardando distancias claro esta y que la llevo a ganarse el título de la segunda montaña más bella de nuestro país), la cual invitaba a escalarla a cuanto alpinista la observábamos.

F2. Cordadas del CEAM en la pared norte durante la primera nacional a esta montaña.

En un siguiente viaje a la zona, llegué a observarla desde su vertiente contraria y justo ahí nos daba la gran sorpresa, la hermosa pala de su cara sur daba paso a una opaca pared de rocas descompuestas salpicadas de neveros y pequeños glaciares colgantes. El enorme glaciar del lado sur era reemplazado por una enorme morrena. Una pared sin gracia.

Los montañistas que llevamos algunos años en este negocio y recorriendo montañas por diferentes vertientes, sabemos que todas las montañas más bellas del planeta tienen siempre una cara visualmente ingrata, nada "fotogénica" como la llamarían los fotógrafos. La belleza del Norma no podía ser la excepción.

Sus 5525msnm fueron hollados por vez primera por los integrantes de la expedición austro-alemana del Dr. Kinzl en el año de 1966, quienes siguieron la arista sur-este partiendo desde un campamento a orillas de la laguna Azulcocha. Y a pesar de haber tenido varios intentos por escaladores principalmente del Club Montañeros Américo Tordoya, no es sino hasta el 04 de febrero del año 2010 (esto es luego de casi 50 años de su primer ascenso), en la que el Norma vuelve a ver los pies humanos hollando su cima por segunda vez absoluta.

F3. Tramo final de la arista luego de superar la pared norte.

En esta oportunidad fue una expedición de alpinistas peruanos pertenecientes al Centro de Estudios de Alta Montaña de la Casa de Guías de Montaña del Perú, quienes en actividad de entrenamiento abren una vía nueva y de paso realizan la primera nacional absoluta a la cima de esta montaña.

Fueron 16 montañistas quienes desde el campo base a orillas de la laguna Azulcocha, -el mismo que fuera usado en el primer ascenso absoluto a esta montaña-, logran la cima en poco más de 5 horas de escalada que transcurrió entre paredes de caliza descompuesta y nieve muy compacta.

Entre los 16 nombres podemos citar algunos conocidos por su gran actividad montañera como: Ángel Morales (guía e instructor UIAGM), Miguel Gamarra (2da nacional al nevado Cayesh y 1ra nacional a la vía "Cruz del Sur" de la Esfinge), Alfredo Zúñiga (1ra nacional al nevado Verónica), Raúl Laveriano (nueva vía al Santa Cruz con la Expedición Don Bosco), y bueno, mi persona quien también culminé en la cima.

Para llegar a escalarla tenemos dos opciones principales. La primera es para acceder a la vertiente sur que es una vía completamente glaciar, debemos ir por la carretera a Yuracmayo hasta llegar a la represa, coger la carretera que bordea la laguna hasta que se termine y de ahí ingresar por la quebrada Río Blanco primero y luego por Quiullacocha hasta la laguna del mismo nombre donde se puede acampar bien; continuar luego hacia el glaciar bajo la pared sur y ver los itinerarios que puedas abrir ahí.

F4. Durante la apertura del CEAM.

Para la segunda opción debemos dirigirnos hasta el área de Jauja y desde ahí ingresar por las SAIS Túpac Amaru, por Canchayllo, siguiendo la carretera que conduce a la famosa población de Tanta y el circuito de trekking de Escalerayoc, luego hace un desvío a la derecha y llega hasta las mismas orillas de la laguna Azulcocha donde puedes acampar. La carretera continúa un poco más adentro hasta llegar muy cerca a las faldas de la vertiente este del Norma, hay buenos sitios de acampar aquí también y queda cercano para acceder a la vía CEAM.

Para acceder a escalar esta última vía descrita necesitas ingresar por uno de los botaderos o canalones de rocas sueltas que te llevaran hasta la arista Nor-Este, por esta arista continúa hasta llegar al pie de la pared Norte, acá deberás emplear tus mañas y experiencia para asegurarte y asegurar a tu compañero en las descompuestas rocas de caliza que conforman la pared.

Tras superar la pared, tendremos una nueva arista de rocas y nieve primero que nos conduce a la arista somital de nieve muy compacta que nos conduce directo a la cima.

El Norma nos presenta muchas posibilidades de aperturar nuevas vías y como lo dijimos líneas arriba, esta montaña como todo el lugar será siempre una caja de sorpresas esperando ser abierta por los curiosos montañeros que la visiten.

F5. Vertiente sur del nevado Norma.

Texto:
Alberto Hung
(Guía de montaña UIAGM). Web Site

Foto Portada por:
Alfredo Zúñiga, "Cordada de alpinistas saliendo a la arista somital".

Fotos interior:
F1.F2.F3.F4.F5.: Alberto Hung.

Fuentes:
- Textos de Mountaineering in the Andes de Jill Neate.
- Climbing Perú.
- Club Montañeros Américo Tordoya.

 
Ver todos los números anteriores de Montañas Peruanas
 
Agradecemos a los Auspiciadores que hicieron posible este número:
(Haz click sobre la imagen de los Auspiciadores para ingresar a sus websites)
Amigo Auspiciador, agradezco tu apoyo en este número:





Copyright © 2009-2020 www.MontanasPeruanas.com // Supported with www.NearMePayday.Loan | Amarillo Texas